Actualidad

13/06/2016

Impugnar un testamento

Impugnar un testamento

Si quieres evitar problemas entre tus herederos es fundamental que dejes un testamento claro. Y como abogados de herencias en Ávila, contamos con amplia experiencia en estos asuntos. Así que te podemos ofrecer ayuda para elaborar tus últimas voluntades. No obstante, en ocasiones puede suceder que algún heredero no esté del todo de acuerdo con la herencia. En ese caso es posible iniciar un proceso de impugnación del testamento.

Lo primero que debemos tener claro es que para la impugnación de un testamento es necesario alegar unos motivos legalmente válidos. El testamento puede ser nulo porque el testador sea incapaz (por tener problemas mentales o ser menor de 14 años), porque el testador haya sido engañado o coaccionado, o porque no se haya ejecutado correctamente.

La impugnación solo la puede llevar a cabo alguno de los herederos legales, o de los herederos que hayan sido favorecidos en un testamento anterior. Sin embargo, no podrán hacerlo aquellos que hayan reconocido la validez del testamento, de forma tácita o expresa. Esto puede suceder si aceptamos parte de la herencia.

En cuanto al plazo para la impugnación del testamento, se establece que la prescripción ocurre una vez se cumplan los 15 años del fallecimiento del testador. Por lo que es un tiempo suficiente para plantearse la posibilidad de impugnarlo.

En caso de que quieras ayuda en trámites relacionados con las sucesiones, acude a nuestro despacho. Contarás con el asesoramiento de nuestros abogados de herencias en Ávila.

El despacho de Ana I. Villar Rodríguez Abogada tiene bastante experiencia en casos relacionados con las herencias.