Actualidad

17/12/2014

La indemnización por despido tras la reforma fiscal

La indemnización por despido tras la reforma fiscal

Como especialistas en la reclamación de una cantidad en Ávila, podemos afirmar que muchos clientes acuden a nosotros porque después de haber sido despedidos de sus respectivas empresas no les han pagado el finiquito. Esta cantidad, además de depender del tipo de despido, se tiene en cuenta los años trabajados en la compañía y los baremos que establece la reforma fiscal que entró en vigor en el año 2012. A continuación te explicamos cómo puedes calcular tu indemnización.

Los despidos procedentes se dan cuando el empresario tiene un motivo justificado para poner fin al contrato laboral de un trabajador. Para ello puede alegar varias causas como la ineptitud del empleado, pérdidas económicas o la previsión de un descenso de los ingresos durante tres trimestres consecutivos. En este caso la indemnización por despido es de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

Muchos clientes acuden a nuestro bufete para la reclamación de una cantidad en Ávila porque no han recibido la indemnización por despido improcedente. Éste se da cuando el empresario lo hace por motivos propios y el trabajador no ha generado ninguna circunstancia que motive el fin de su contrato. El cálculo del finiquito se realiza en dos tramos. El primero de 45 días por año trabajado si se formalizó con anterioridad al 12 de febrero de 2012 y el segundo de 33 días por año trabajado a partir de la fecha establecida. En el caso de que la empresa se niegue a pagar dicha cuantía tienes derecho a iniciar un proceso en el que se impugne la decisión empresarial o se reclame la cantidad que te corresponde.

En el despacho de Ana Villar Rodríguez encontrarás un bufete especializad en todas las ramas del derecho. Nos avala una amplia experiencia profesional y te garantizamos una atención totalmente personalizada.